El caso del Elefante que se convirtió en Obispo (IX)

Ajedrez en la Historia

El Alfil Español

El Alfil Español.

En 1512 se publica “Libro da Imparare a Giocare a Scacchii” de Damiano, que no aporta nada nuevo al avance de la teoría de los Alfiles, y tendremos que esperar hasta 1561 cuando se publica en Alcalá de Henares el El Alfil Español.
En 1512 se publica “Libro da Imparare a Giocare a Scacchii” de Damiano, que no aporta nada nuevo al avance de la teoría de los Alfiles, y tendremos que esperar hasta 1561 cuando se publica en Alcalá de Henares el “Libro de la invención liberal y arte del juego del ajedrez” del clérigo extremeño Ruylopez de Sigura.

“Libro de la invención liberal y arte del juego del ajedrez”  Cortesía de Jean Michel Pechine JMPEurope Echecs

"Los que estan mas coniuntos a estas dos pieças se llama Arfiles, uno del rey, y otro arfil dela Reyna, o dama.
Según escriue Iacobo de Cessolis, los Arfiles fueron formados en forma de juezes assessores en una cathedra con un libro abierto delante los ojos.
Quanto al mouimiento destos arfiles, es por esquina, o punta, guardando se los unos delas casas de los otros.
Y este se dezia el juego viejo: y assi se jugaua antiuamente en España, y assi dezia el refrán, Al arfil no le tengas por vil, que a tercera cas prende."

Ahora los Alfiles ya son tratados solamente en la versión de ajedrez nuevo y solo se refiere al movimiento del alfil del “juego viejo”, para darlo por concluido.

Y entra en una digresión sobre la superioridad de los Alfiles sobre los Caballos. Todo un avance en la comprensión del juego de los Alfiles.
"Suelen algunos preguntar, qual sea mejor pieça, el arfil, o el cauallo… E yo para mi la tengo por mejor pieça, por muchos prouechos que tiene mas que el cauallo.
  • El primero, porque con dos arfies se puede dar matem, y con affil y cauallo, lo que no puede con dos cauallos.
  • El segundo porque un arfil hiere de mas lexos al enemigo.
  • El tercero, porque el arfil cubre mejor al Rey proprio de qualquier xaque. Y puede cubriendo estar abil para poder herir enla pieça que le da el tal xaque, y el cauallo no, porque cubriendo no queda poderoso para herir al enemigo.
  • El quarto, porque puede encubrir qualquie pieça, o peon del contrario, lo que no puede el cauallo.
  • El quinto, porque guarda mejor sus peones, y es guardado dellos: que el cauallo.
  • El sexto, porque con el arfil se assaltean mejor y mas firmemente, y demas lexos los enemigos. Y no fácilmente lo pueden apartar de su herir, como a el cauallo."
    
Casa de Angulo. Alcalá de Henares. Madrid. Cortesía de Luis Gabriel Sanchez Tapia.

  • El séptimo, porque ayuda mejor a cubrir sus peones para ofender asu enemigo, y para hezellos damas, que no el cauallo.
  • El octavo, porque el y un roque pueden ganar el juego contra otro roque, lo que no haze el cauallo.
  • El noveno, porque a un arfil no le puede el reyu contrario por si solo acossar, ni vedar la huyda, como a un cauallo. Verbi gratia. Como si lo tomasse en alguna delas quatro casas delos roques, y el rey se pusiesse en alguna tercera de los arfiles delos tales roques, o de tal roque, en cuya casa estuuiesse el cauallo, no se le podría escapar.
  • El decimo, porque el rey puede haze contra un cauallo algún peon delas líneas delos roques dama: y no contra un arfil.
  • El onzeno, porque un arfil con un peon puede cerrar el passo, y camino a un roque. Verbi gratia. Como si el arfil se hallasse a la 2 casa de un caballo contrario, y un peon de su roque subido a la 3 del roque contrario, que lo guardasee: y el roque contrario se hallasse a su 2 casa, tiene cerrado el passo que no puede caminar,sino es trocarse por el arfil & c, lo qual no puede el cauallo.
La Apertura Española, con la salida del Alfil sobre el Caballo de dama contrario, lo volvemos a ver en este libro, aunque tratado más ampliamente por lo que recibe también el nombre de Apertura Ruy López y el Alfil será desde entonces conocido como Alfil español:
Apertura española o Ruy López

"Capitulo IX. De otro modo de ordenar el juego en ofensa, y defensa de ambas partes, començando lo por la via del Damian.
Iuega el blanco el peon del rey quanto va: y juga el negro lo mesmo. Si el blanco juga el cauallo del rey ala 3 del arfil sobre el peon: el negro lo guardara toda via por la primera manera jugan el cauallo dela dama ala 3 de su arfil. Si el blanco juga el arfil dee su rey, no ala 4 del arfil de su dama como dize Damian, sino ala 4 del cauallo contrario dela dama sobre el cauallo."

(Continuará)